Elogio de la pasividad

A través de un post de Bryan Caplan, he llegado a este ensayo del filósofo Michael Huemer. Su argumento es poderoso:

Los médicos medievales no tenían ni la menor idea de cómo funciona el cuerpo humano y la causa de las enfermedades. Como resultado sus intervenciones, básicamente sangrías, no tenían ningún efecto positivo y, generalmente, agravaban la enfermedad. En su situación, la acción óptima, de cara a la curación del paciente, era la de abstenerse de intervenir.

Los sistemas sociales son tan complejos como el cuerpo humano y los entendemos tan poco como los médicos medievales entendían la fisiología y la patología, por lo tanto:

Unsatisfying as it may seem, the wisest course for political agents is often simply to stop trying to solve society’s problems.

(Aunque pueda parecer insatisfactorio, la acción más sabia que pueden tomar los agentes políticos es dejar de intentar solucionar los problemas de la sociedad).

Advertisements

One thought on “Elogio de la pasividad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s