Autocontrol

Image

Este año vamos a hacer régimen y mucho deporte. Nada de galletas fuera de horas, muchas ensaladas y la coca-cola y el café ni mirarlos. Es fácil decirlo pero lo que cuesta cumplirlo!

Según este post

http://tinybuddha.com/blog/simple-mini-habits-can-change-life/

sólo un 8% de los propósitos que nos hacemos para año nuevo se acaban cumpliendo y el motivo, según él es que nos exigimos demasiado a nosotros mismos.

Y nos ofrece una solución curiosa. Hay que engañar a nuestra mente comprometiéndonos a hacer cosas minúsculas. Su ejemplo es hacer una flexión al día. Es tan poca cosa que siempre tenemos la voluntad suficiente para hacerla. Y una vez que ya estamos, pues acabamos haciendo muchas más. No es una mala idea. Él dice que le ha funcionado.

Open Science Now

Michael Nielsen defiende la necesidad de abrir la totalidad del conocimiento científico de la misma manera que se puso en domino público toda la información que se generó con el proyecto Genoma y de toda la información genética que se sigue generando con posterioridad.
Tiene un blog y ha decidido tomarse un año sabático para escribir un libro, en dominio público naturalmente, sobre redes neuronales y Deep Learning. Ya ha publicado el primer capítulo.

Del cielo al suelo

What It’s Like to Fail

La historia, contada por él mismo, de un escritor de guiones de comedias de televisión en los 90′ en Hollywood que gana monstruosidades de dinero y decide tomarse 2 años sabáticos para dedicarlos a su mujer y sus ocho hijos. A la vuelta no consigue reincorporarse al trabajo y no consigue trabajo durante años hasta que acaba divorciado y viviendo en la calle. Explica sus experiencias para sobrevivir como Homeless y cómo intenta salir del agujero donde está metido.

Chocante.

High Price – Carl hart

Tal como comenté en un post anterior, hace unas semanas encontré un artículo en el New York Times que hablaba de este libro

Image

Me compré el libro y me lo he leído.

Yo pensaba que iba a ser una obra fundamentalmente académica presentando estudios que demostraban que muchas de las creencias populares alrededor del consumo de drogas estaban equivocadas y que había que cambiar las políticas al respecto, especialmente en Estados Unidos. Eso es lo que yo deduje del artículo del New York Times. El libro, aunque este tema está presente, se dedica a ser una autobiografía del autor. De cómo naciendo en un gueto negro de mala muerte se puede acabar siendo profesor universitario experto en neurobiología.

Y ha resultado ser interesante porque este hombre ha hecho una transformación muy tardía en su vida. Se crió como un negro, con los valores y visión de la vida que uno adquiere en un gueto y ha acabado entrando en la sociedad general y la academia y ahora puede explicar en un lenguaje que entendemos cómo ve la sociedad una persona encerrada en ese submundo.

Es curioso como él habla de la carencia que un adolescente negro tiene del vocabulario elemental, de lo mucho que le costó a él desarrollarlo de adulto y, sobretodo, de la carencia de conocimiento social del mundo general. Habla de cómo hay cosas que para un blanco son evidentes porque las ha vivido toda su vida mientras que él las tuvo que aprender de cero porque todo lo que él sabía servía para vivir y prosperar en el gueto pero no funcionaba fuera de ahí.

Y, aparte de esto, su trabajo experimental es interesante y defiende que sólo una pequeña parte de los consumidores de drogas ilegales tienen problemas de adicción, que la mayoría de consumidores de drogas toman decisiones racionales sobre su consumo de la misma manera que cualquiera toma decisiones racionales sobre el consumo de cualquier actividad placentera, que la imagen del adicto con síndrome de abstinencia poseído por la droga es un mito, que la política represiva americana sobre el consumo de drogas es contraproducente, etc.