Size Comparison – Science Fiction spaceships

Image

http://dirkloechel.deviantart.com/art/Size-Comparison-Science-Fiction-spaceships-398790051

Internet tiene el efecto contrario de la tele. La tele trata de encontrar un mínimo común que pueda gustar más o menos a todo el mundo y el resultado es la telebasura porque aunque todos tenemos virtudes particulares, nuestros vicios son comunes.

Internet, sin embargo, consigue que si hay en el mundo 3 frikis capaces de dedicar tardes enteras a algo como esta comparación de buques estelares, se busquen, se encuentren y lo hagan.

De hecho, y yendo un poco más lejos, la justificación tradicional de por qué ha de haber una televisión pública: “para crear contenidos minoritarios que nunca alcanzarán un valor comercial” pierde completamente su sentido. En Internet están todos los contenidos minoritarios imaginables (para lo bueno y para lo malo).

Es decir, cierren las teles públicas de una vez porque no son otra cosa que un departamento de propaganda al servicio de la mano que les da de comer.

 

Advertisements

5 thoughts on “Size Comparison – Science Fiction spaceships

  1. El otro día teníamos una conversación sobre el tema y los argumentos de la gente para defender la televisión pública son cada vez más pobres. Al final, los defensores de la televisión pública se enrocaron en “el valor social de la televisión publica”; traducido: que hay mucha gente mayor con poco dinero que se pasan el día en casa y la tele les distrae. Que las teles privadas ofrecen un nivel similar de entretenimiento de forma gratuita financiándose con anuncios no hizo demasiada mella. Como decía Russell: “Me parece que ya tienen una idea firme sobre el tema. No les molestemos con los hechos.”

  2. Recuerdo haber tenido una conversación parecida en la que defendía la desaparición de la tv pública. No solo quedé como un “facha” por eso si no que se llegó a defender que esta televisión pública emitiese fútbol y telebasura porque son “de interés público y hay que usar el dinero público en dar a la gente lo que le gusta que al fin y al cabo son los que la pagan”.

  3. El único argumento con pies y cabeza por la televisión pública, aunque obviamente no esté de acuerdo con él, es el del progre convencido. Viene a decir que obviamente la televisión es una herramienta de manipulación y formación de la opinión pública. Por lo tanto, la televisión privada deja en manos de unos señores determinados (los capitalistas dueños de la cadena) el poder de manipular las masas. Frente a esto hay que crear la television pública como un contrapunto donde el manipulador es el gobierno que por un lado ha sido democráticamente escogido por la mayoría de los ciudadanos (eso es cierto) y, por otro, actúa motivado por el bien común (como si eso fuera una garantía da nada aún si fuera cierto).

    • El progre ingenuo, diría yo. El progre convencido ha leído a Chomsky y sabe que un medio de comunicación público nunca morderá la mano que le alimenta, es decir no se atreverá a dar ninguna información que vaya en contra de la entidad financiera que apoya al partido que está en el poder, o a los negocios de amigos y asociados. Un ejemplo clásico es por qué no hay nunca informaciones en prensa o en televisión pública de manifestaciones contra La Caixa.
      Y me pregunto: así pues, la televisión pública realmente interesa a alguien que no sea a los políticos?

  4. Pingback: Sobre las televisiones públicas | El Pla Subtil

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s