La cultura del soundbite

“There are know unknowns; there are things we know we know. We also know there are known unknowns; that is to say we know there are something we do not know. But there are also unknown unknowns- there are things we do not know we don’t know”

Donald Rumsfeld

“A relaxing cup of café con leche in the Plaza Mayor”

Ana Botella

Cuando Rumsfeld respondía con sus “Unknown unknowns” a la cuestión de la existencia de armas de destrucción masiva en Iraq, la prensa española decidió pitorrearse de lo mal que hablaba este señor el inglés. Un caso similar tenemos actualmente con el mediático “relaxing cup of café con leche” de Ana Botella. Y me preocupan estas simplificaciones.

Rumsfeld habla un inglés perfecto, como no, y ese juego de palabras con “known” y “Unknown” captura perfectamente la situación en la que vivimos actualmente. Son los “Black swan” de Taleb. Personalmente, me parece un juego magistral de palabras.

Y Ana Botella no habla un mal inglés. Es el inglés que habla cualquier español que ha aprendido el idioma de adulto. Es el inglés que he oído en infinidad de conferencias internacionales o en proyectos europeos. Y nadie se escandaliza ni se chotea. De hecho, si uno se fija en el video puede ver como hace hasta el esfuerzo de aspirar bien las haches y no soltar esas jotas que te permiten detectar a un español hablando inglés a 100 kilómetros de distancia.

La gente ha decidido que si dijo “café con leche” es que tiene un inglés de pena. En realidad es claramente un guiño a esa idea de que ciertos productos son muy autóctonos y no se traducen. Así, los guiris que vienen a Barcelona de turismo piden una “sangria” y no  un “bloodletting”.

Me preocupa que cuestiones importantes queden reducidas a soundbites. Simplificaciones que nos agradan ideológicamente, fáciles de poner en el Twitter y la cuestión real se olvida. El problema central de España no es ni mucho menos que nuestros políticos no sepan inglés, y Rumsfeld no es un americano palurdo -términos para muchos españolitos prácticamente sinónimos- y si la cosa de Iraq fue un desastre total no es porque el ex-secretaro de Estado no supiera la diferencia entre known unkown.

Advertisements

2 thoughts on “La cultura del soundbite

  1. Huy. Ahí estás tú en una causa perdida.

    La realidad de lo que pasa o deja de pasar en el mundo es incognoscible porque la calidad de la información que recibimos, en muchos casos, es tal que nos desinforma. Hay que renunciar directamente.
    La gente opina aquello que le hace feliz opinar y aquello que les alinea con el grupo humano con el que se siente más a gusto. Los humanos no buscamos la verdad y no estamos preparados para encontrarla. Buscamos sentirnos parte de un clan y tener con quien sentarnos a reírnos un rato para fortalecer el pegamento del grupo. Y por eso se rien de Ramsfield y de la Botella.

    Ir contra eso significa morir solo y estreñido.

  2. Desde luego. Y lo peor de todo es que cuesta mucho ese esfuerzo. Después de ver que realmente el video no era particularmente divertido en el frente del inglés, estuve buscando el chiste en lo exagerado de los gestos, el tono de voz hasta que me di cuenta de que simplemente estba en un proceso de seguir al rebaño: aquello tenía que ser tronchante, auqnue no le veía la gracia por ningun lado.

    En fin, que mejor guardar la resistencia para cosas más importantes, y practicar la via negativa de Taleb.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s