La prensa de aceitunas de Tales

Aristóteles, para argumentar la superioridad del conocimiento teórico sobre la praxis, puso el ejemplo de Tales de Mileto que, harto de que sus convecinos le acusaran de perder el tiempo con sus disquisiciones que no iban a ningún sitio, predijo que el año siguiente sería uno especialmente bueno para las aceitunas, alquiló todas las prensas de aceite por un precio ridículo y se hizo millonario. Una vez demostrado que su conocimiento podía ser útil, no volvió a especular en el mercado agrícola y recuperó sus filosofías.

Carl Sagan en su mítica serie Cosmos hacía una presentación similar, mostrando lo úitil que puede ser el conocimiento teórico.
Recuerdo ver a Sagan argumentando esa lectura de Tales, y pensar que algo no encajaba. Si ahora mismo es bastante complejo predecir el clima de un año al siguiente, cómo narices iba a conseguirlo Tales, cuya máxima contribución al conocimiento es “Todo viene del agua”? Pero ahí se quedó todo. Algo no encajaba…

Y entonces viene el bastardo -con caiño- de Taleb con su Antifragile y todo tiene sentido. Tales era un antifragilista. No tenía ni idea de como iba ser el clima del año siguiente, pero observó que aumentar sus opciones era una buena jugada. Tenía muy poco que perder -alquilar las prensas para todo un año fuera de temporada le salió barato- y mucho que ganar si hacía un buen tiempo el año que viene.

También puede ser que Tales acertara por chiripa, pero la explicación de Taleb hace que la historia tenga sentido.

Advertisements

2 thoughts on “La prensa de aceitunas de Tales

  1. Lo que yo entiendo de la interpretación de Taleb de la historia, es que Tales (Talebs?) hizo una paga y señal pequeña que le permitía contratar el molino cuando le llegara la temporada a un precio dado. Si la temporada era mala, simplemente tenía que renunciar al dinero adelantado. Si era buena, ejecutaba el derecho y se embolsaba la diferencia entre el precio pactado y el precio real de mercado además de que conseguiría un efecto monopolio imagino.

    Tales no necesita preveer nada porque, de hecho, puede repetir la estrategia varios años puesto que la inversión es pequeña hasta que uno le funcione.

    La historia entera puede que sea falsa. De hecho, el talento (Talenbsto?) que se necesita para hacer esa operación no cuadra mucho con el perfil de Tales.

    En cualquier caso, lo que es fascinante es la interpretación Aristotélica y moderna. Los idólatras de la Diosa razón necesitan mantener su superchería creando mitos, santos y milagros inverosimiles que se van repitiendo unos a otros para reforzar su fe.
    Hemos pertenecido a esa secta. Y el estado se encargará de que nuestros hijos pertenezcan también. No tenemos ninguna garantía que puedan abandonarla nunca.

    • Así la interpreto yo también. Lo que finalmente tuviera Tales en la sesera es lo que menos importa.
      Es cierto que venimos de la secta de la diosa Razón. En ciertos momentos, Antifragile es como una bofetada en la cara, para darnos cuenta de lo ingenuos que somos.
      Sobre Tale(b)s: es cierto que la anécdota se parece mucho a la de Taleb forrándose en la bolsa aprovechándose de la ingeniudad de los suckers. Así que podría incluir también uno de sus juegos “meta”. Taleb incluye muchas referencias oblicuas a su persona como Nero Tulip, que se parece mucho al Taleb real.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s