El efecto Lindy

Una de las ideas de Antifragile a la que estoy dando más vueltas es “el efecto Lindy”, la idea de que un objeto informacional -una tecnología, un libro, una especie animal versus un individuo concreto- cuánto más tiempo lleva sobre la Tierra, más seguros podemos estar -en términos generales- de su continuidad en el futuro. En cien años, es razonable suponer que seguirá existiendo el vino, pero nada nos garantiza que sigan habiendo smartphones y mucho menos, camisetas con bigotes pintados, aunque ahora sea lo más trendy.
Y me ha hecho reflexionar sobre mi propia neomanía. Seguramente emponzoñado por unos profesores que convertían la lectura de los clásicos en una tortura, mi tendencia es leer libros cuanto más nuevos mejor, de “estar en la última” -aquí influenciado por esta tendencia general que nos aboca Internet y nuestra sociedad neófila. Pero Taleb me está haciendo pensar que quizás las cosas ultrahype que dicen los superconferenciantes de TED ya están dichas -y mucho mejor- en autores clásicos.
Creo que voy a recuperar como mínino Séneca -Taleb hace una gran presentación y he de confesar que no he leído nada de él- y Hume -Taleb no lo menciona de momento, pero veo mucha sintonía entre sus objetivos.

Big Science vs. Little Science

Arcadi Navarro me envió hace unas semanas el link a un artículo publicado en Plos One donde se analiza el impacto que en la productividad científica de los grupos de investigación tiene la cuantía de financiación. La conclusión iría en contra de los modos de asignación de recursos públicos habituales en occidente:

Impact was generally a decelerating function of funding. Impact per dollar was therefore lower for large grant-holders. This is inconsistent with the hypothesis that larger grants lead to larger discoveries. Further, the impact of researchers who received increases in funding did not predictably increase. We conclude that scientific impact (as reflected by publications) is only weakly limited by funding. We suggest that funding strategies that target diversity, rather than “excellence”, are likely to prove to be more productive.

Y me ha acordado porque Taleb dice exactamente lo mismo en algún lugar de Antifragile que ahora soy incapaz de encontrar.

Bostezo

Estados Unidos era un malvado hasta hace pocos días por negarse a participar en el conflicto de Siria, pues era una catástrofe humanitaria. Ahora que está dispuesto a entrar se le critica por no hacerlo con el beneplacito de las Naciones Unidas y se le supone “una agenda oculta”. En los próximos días puede pasar:

A) Los Estados Unidos no lo acaban de ver claro y finalmente no se implican, o lo hacen de forma muy limitada -ayuda aérea al estilo de lo que sucedió recientemente en Libia.
B) Los Estados Unidos consiguen el beneplácito de la ONU y se inicia una ofensiva conjunta
C) Los Estados Unidos deciden intervenir igualmente sin el apoyo de la ONU

En cualquier caso, los intelectuales variados, analistas progresistas de turno y periodistas que fingen entender alguna cosa estarán en contra de la acción sea cuál sea.

En el mundo de las tertulias, los expertos y el periodismo no hay cisnes negros. Sólo una larga serie de obviedades y repeticiones….

La prensa de aceitunas de Tales

Aristóteles, para argumentar la superioridad del conocimiento teórico sobre la praxis, puso el ejemplo de Tales de Mileto que, harto de que sus convecinos le acusaran de perder el tiempo con sus disquisiciones que no iban a ningún sitio, predijo que el año siguiente sería uno especialmente bueno para las aceitunas, alquiló todas las prensas de aceite por un precio ridículo y se hizo millonario. Una vez demostrado que su conocimiento podía ser útil, no volvió a especular en el mercado agrícola y recuperó sus filosofías.

Carl Sagan en su mítica serie Cosmos hacía una presentación similar, mostrando lo úitil que puede ser el conocimiento teórico.
Recuerdo ver a Sagan argumentando esa lectura de Tales, y pensar que algo no encajaba. Si ahora mismo es bastante complejo predecir el clima de un año al siguiente, cómo narices iba a conseguirlo Tales, cuya máxima contribución al conocimiento es “Todo viene del agua”? Pero ahí se quedó todo. Algo no encajaba…

Y entonces viene el bastardo -con caiño- de Taleb con su Antifragile y todo tiene sentido. Tales era un antifragilista. No tenía ni idea de como iba ser el clima del año siguiente, pero observó que aumentar sus opciones era una buena jugada. Tenía muy poco que perder -alquilar las prensas para todo un año fuera de temporada le salió barato- y mucho que ganar si hacía un buen tiempo el año que viene.

También puede ser que Tales acertara por chiripa, pero la explicación de Taleb hace que la historia tenga sentido.

Shale Gas

La extracción de Shale Gas mediante la inyección de agua con agentes químicos (“fracking”) ha revolucionado el mercado energético en USA, ha permitido la generación de gas a precios económicos y está prometiendo una futura independencia energética respecto al petroleo.

Desde el primer día ha habido una importante oposición pública argumentando que esta tecnología puede dar lugar a movimientos sísmicos y contaminar los acuíferos subterraneos.

Ahora, además, están comenzando a aparecer dudas sobre su viabilidad económica.