I hate PowerPoint

Y parece que no soy el único. En suiza no hace mucho se formó un partido que proponía la prohibición del uso del PowerPoint. Ahora es un movimiento internacional y estoy tentado de subscribirme.

En teoría, hay momentos en los que una imagen o un gráfico pueden ser iluminadores en una presentación y ayudar a la comprensión de lo que se está explicando. PowerPoint sería una solución elegante para estos casos que vendría a sustituir a las transparencias y diapositivas de antaño y nos haría la vida más fácil a todos.

La realidad es muy diferente.

PowerPoint ha conseguido que:

a) Gente sin ningún talento para hablar en público que jamás se hubiera atrevido a salir a pelo, nos tortura con unas soporíferas lecturas de transparencias atiborradas de texto.

b) Individuos con talento para construir charlas brillantes caen en la tentación de no prepararse sus actuaciones a fondo porque confían en que van a poder improvisar apoyándose en las diapositivas y acaban convirtiendo lo que podría ser excelente en mediocre.

c) El contenido, la lógica y la interacción entre el presentador y los oyentes dejan de ser la prioridad en la presentación y en su lugar se crea una competición de efectos visuales de dudosa estética y efectividad comunicativa nula.

Y si vais a Youtube y buscáis “I hate PowerPoint”, os encontraréis esto:

como la vida misma.

Advertisements

3 thoughts on “I hate PowerPoint

  1. Hay muchas cosas a odiar del Powerpoint: los fondos de paisaje que impiden leer buena parte del texto, las animaciones absurdas, las diapositivas atiborradas de texto, pero lo más odioso, con diferencia es el “conferenciante” que se limita a cortar un texto en fragmentos, pone un fragmento por diapositiva y las va leyendo con voz monocorde.

  2. Que va! Los paisajes que no dejan leer el texto no son una necesidad insoslayable del PowerPoint. Y los conferenciantes monocordes leyendo un texto en papel son, como sabéis, igual de aburridos que los que lo hacen con el PowerPoint.

    La realidad no es tan parcial como pareceis percibirla. Tambien sucede que el PowerPoint permite, con relativamente poco esfuerzo, que el publico aprenda mejor pq oye al conferenciante y además lo lee, ve imagenes y videos… Y se lo puede llevar a casa y volverlo a ver!!

    En fin que, el motor de explosión permite hacer mejores coches de bomberos y ambulancias, pero también tanques Tiannanmineros y horrendos choches tuneaos.

  3. Hmmm… Sí y no. Aunque sin duda es cierto lo que dices -los malos conferenciantes serán igualemente malos con o sin Powerpoint- sospecho que la forma en que está pensado Powerpoint invita a hacer las cosas mal. A ver si lo pongo en limpio en un post…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s